CAMINAR ES SALUD

Así como en nuestro apartado de consejos, encontrará los dedicados a diversas actividades físicas. Vamos a dedicar una sección exclusivamente a CAMINAR.

 

¿Porque dedicarle tanta atención a algo tan simple? Precisamente porque su simpleza, su naturalidad, convierte a esta actividad física en la más apropiada para llevar a cabo en nuestro camino por el envejecimiento activo.

 

Daremos pautas sobre como sacarle el máximo partido, con seguridad sobre todo, pero llegando incluso a niveles de ejercicio intenso. Verán como conseguirlo.

Caminar es, en sí mismo, ya un gran ejercicio de lucha contra el envejecimiento. Simplemente dar un simple paseo se ha demostrado que mejora el envejecimiento en las personas mayores de 60 años y desencadena algunas de las respuestas anti-envejecimiento.


Mencionaremos un estudio realizado, donde los investigadores pidieron a 26 personas, todas mayores de 60 años a participar. La mitad de los participantes fueron colocados en un grupo que asistió a clases de educación nutricional (este era el grupo de control), mientras que la otra mitad fueron colocados en un grupo de caminantes.

 

El grupo de caminantes, después de 4 meses, mostraron mejoras en la medida de su aptitud física y disminución del riesgo de enfermedades.


¿pero cuánto debo caminar?


Esa es una pregunta muy buena. En este estudio, el grupo de caminantes se reunió tres veces a la semana. Empezaron lentamente, caminaban sólo 10 minutos la primera vez. Durante los cuatro meses, se llegaron a caminar 40 minutos cada vez.


¿En qué medida ayuda caminar al envejecimiento?


Todos los participantes del estudio fueron sometidos a pruebas antes y después del estudio para evaluar su aptitud física. Estas pruebas incluyen su capacidad pulmonar y lo bien que podrían realizar simples tareas cotidianas. Al comienzo del estudio, el grupo de caminantes fue similar al grupo de educación nutricional. Al final del estudio, se observaron diferencias:

  •     La capacidad aeróbica de los caminantes aumentaron un 19% (se redujo en un 9% de los no caminantes) .
  •     La puntuación  de la función física de los caminantes aumentó en un 25%, mientras que los no caminantes  disminuyó en 8,3%.
  •     El riesgo de enfermedad (una medida de la probabilidad de que una persona tenga una enfermedad) se redujo en un 41%.


Por tanto está claro que caminar es una vía en la lucha contra el envejecimiento Para la mayoría de la gente caminar es una actividad accesible y con frecuencia incluye un elemento social (si se camina con un amigo) que favorece que las personas establezcan y mantengan una rutina de caminar.

 

 No sólo los caminantes tienen los beneficios de  de la actividad física, sino que también al salir el sol (que ayuda a prevenir la deficiencia de vitamina D).  

Basado en el estudio de: Moore, Harrison TL, Speer EM, Johnson M, ME Cress. Los efectos del entrenamiento aeróbico y de la ducación sobre la nutrición en el rendimiento funcional en los adultos de condiciones socioeconómicas más
bajas. J Geriatr Phys. hay. 2008; 31 (1) :18-23.

WEB PATROCINADA POR:

MIEMBRO DEL:

CONSEJO INTERNACIONAL PARA EL ENVEJECIMIENTO ACTIVO

ARTICULOS RECIENTES

Ginkgo Biloba

Camine de forma efectiva con...

libros sobre marcha nórdica