Marcha nórdica

La marcha nórdica o nordic walking representa algo muy importante para nosotros. De hecho, nuestra primera incursión en el mundo de las páginas web, ha sido crear nuestra página www.urban-walking.com dedicada a la divulgación de esta actividad física.

 

Por ese motivo y desde esta web, considerando que la marcha nórdica en cualquiera de sus estilos es una actividad altamente recomendable para los adultos mayores, le destinamos esta sección exclusivamente.

No vamos a entrar en muchos detalles sobre la marcha nórdica. En todo caso les recomendamos que si, tras leer este artículo, desean ampliar información visiten nuestra otra web.

 

Sin embargo debemos dar unas pinceladas para, entre otras cosas, despertarles la curiosidad por iniciarse en una actividad física que, como a muchos miles de personas, les enganchará.

 

La marcha nórdica podría definirse como una "amplificación" del caminar. El utilizar dos bastones de una forma activa  puede parecer una cosa simple, pero es preciso respetar una serie de requsitos técnicos para sacarle el máximo partido.

 

Diversos estudios avalan la eficacia de la marcha nórdica en relación a "solo caminar". los primeros ( Cooper Institute) se referían a un mayor consumo de oxígeno y por tanto un gasto calórico que puede llegar a un 46% más que caminando sin bastones.

 

Otros estudios han tratado sobre el incremento de pulsaciones y , algo muy importante, sobre el esfuerzo percibido, resultando que con la marcha nórdica se trabaja más y no se nota ese incremento de esfuerzo.

 

 

Ante todo esta actividad es completa, ya que mediante el uso de los bastones ponemos en funcionamiento el 90 % de los músculos de nuestro cuerpo, al implicar a la musculatura del denominado "tren superior". Por ese tipo de ejercicio conseguimos que los músculos estén firmes y colaboren al mantenimiento de la postura y evitar dolores por degeneración de discos u otras patologías de columna.

 

La marcha nórdica ya fue reconocida hace muchos años por el ICAA como actividad recomendada para mayores. En el 2007 la célebre Malin Svensson realizó un artículo para el ICAA con recomendaciones sobre su prática y recientemente (2011) Tom Rutlin ha realizado algo similar aplicando su método Exerstrider.

 

Entre otros beneficios específicos para los mayores tambien podremos mencionar:

 

Mantener la fuerza.- Con el envejecimiento se produce una pérdida de masa muscular y manteniéndose físicamente activo podemos mantener ese tono en los músculos imprescindible para nuestra postura y movilidad.

 

Seguridad y equilibrio.- Cuando tenemos dos bastones en las manos nos convertimos en seres con "tracción a las cuatro extremidades". Esto resulta una ventaja a la hora de afrontar subidas, por ejemplo. Pero también nos ofrece seguridad al tener 4 puntos de apoyo. usar un solo bastón provoca descompensaciones e incluso dolores por ese motivo.

 

Postura.- la realización de una técnica correcta de marcha nórdica en una postura higiénica, es como una pequeña sesión de rehabilitación postural.

 

Disminución de presión en articulaciones.- el peso del cuerpo y el impulso para caminar se divide ahora en 4 puntos, con lo que la carga disminuye. Esto beneficia las articualciones de las piernas principalmente

Velocidad al caminar.- las personas con limitaciones al caminar notan en seguida como, al colocarse los bastones pueden caminar más rápido, sintiéndose seguras.

 

Tonificación de la parte superior del cuerpo.- La técnica está estudiada para que no sean solo los brazos los que hacen el esfuerzo, sino los grandes músculos de nuestro tronco, desde los dorsales, abdominales o trapecios.

 

Sujección por las dragoneras.- El ir sujeto a la empuñadura con una dragonera o cinta, permite a la persona con artritis u otra dolencia en las manos, realizar el movimiento sin dolor.

 

¿qué se necesita para realizar marcha nórdica?

 

Esta actividad es además económica, pues solamente debe de añadir a su equipamiento habitual para  caminar un par de bastones específicos para esa actividad.

 

Puede encontrar bastones  a muy buenos precios en nuestra tienda online

 

¿cuándo puedo practicar la marcha nórdica?

 

Otra de sus ventajas es que no está sujeta a horarios, desplazamientos, locales, ni épocas del año. Cuando le apetezca puede salir de su casa con sus bastones y empezar a realizar su sesión de marcha nórdica.

 

¿Cuanto tiempo puedo practicar la marcha nórdica?

 

Para personas mayores de 50 que lleven tiempo de inactividad, se recomienda un inicio progresivo, pero con el objetivo primario de conseguir:

 

Intensidad: ligera a moderada

duración : 15 a 30 minutos

frecuencia: 3-4 veces a la semana

 

y apartir de ahí establecer poco a poco metas de incremento de tiempo o distancia

 

 

Para más información sobre la marcha nórdica, cursos, material, etc le recomendamos que visite nuestra web www.urban-walking.com.

Encontrará todo lo que necesite y a los mejores precios.

 

 

WEB PATROCINADA POR:

MIEMBRO DEL:

CONSEJO INTERNACIONAL PARA EL ENVEJECIMIENTO ACTIVO

ARTICULOS RECIENTES

Ginkgo Biloba

Camine de forma efectiva con...

libros sobre marcha nórdica